Cuando estas embarazada, sobretodo de tu primer hijo, sales mucho. A comer, al cine, a reuniones con amigos, de viaje, sabes que cuando llegue el bebe tu vida no será la misma así que tienes que aprovechar. Como si se acabará el mundo, todas pasamos por eso. Una vez que nace tu bebé pasas de ser la callejera numero uno a estar encerrada en tu casa 24/7.
¿Cómo manejar esa etapa? A mi en lo personal no me costó mucho disfrutar de ese encierro. Siempre fui súper casera. Así lo veía yo: Me encanta estar en mi casa, y ahora tengo la mejor excusa para no sentirme culpable de quedarme todo el día en pijama, que rico!
Pero no todas somos iguales. Si tienes una personalidad más hiperactiva y crees que el encierro te puede agobiar,  te dejo algunas cosas para tener en cuenta:
– Recuerda que es solo una etapa, nada es para siempre. Este momento pasará y luego lo extrañaras.
– Una vez que te acostumbres a esta nueva persona en tu vida te vas a organizar y dejará de ser una carga.
– Aprovecha el tiempo en tu casa para hacer cosas que nunca puedes hacer, aunque tampoco exageres, ya que es importante que descanses cuando lo haga tu bebé.
– En menos de lo que te imaginas tendrás tiempo para hacer todo lo que sientes que te estas perdiendo y no puedes hacer.
– Aprovecha esas siestas que hace tu bebito en posición de ranita encima tuyo. Contémplalo.
– Ser mamá tiene sus sacrificios pero te aseguro que son más las recompensas.
Claro que la vida te cambia, y como todo cambio tiene sus cosas buenas y malas. Olvidate de escaparte de viaje un fin de semana a vivir mil aventuras con solo una mochila… pero ese primer abrazo, beso o primer mamá de tu bebé te harán valorar el verdadero sentido de la vida.

Selfie en mis épocas de encierro
]]>

Escrito por kiki

    17 comentarios

  1. Fiorella Solano 27 febrero 2014 at 13:16 Responder

    No entiendo, porque te encierras los primeros meses?? Soy mamá de una niña, ella ya tiene casi 4 años y la verdad nunca me encerre en casa, sali con ella a todos lados desde que tenia 15 días de nacida, y cuando digo a todas partes es a todas, hasta la playa fue (claro con mil protecciones y sombrillas). Las cenas fuera si quedaron de lado un tiempo, pero durante el día la gorda salía felíz de la vida… Me imagino que tiene algo que vert ambien el hecho que no vivo en la misma ciudad que mi familia y bueno no habia con quien dejarla, asi que la bb tenia que ir a hacer la compra del super conmigo y todo lo que yo tuviera que hacer fuera durante el día….

    • Kiki 27 febrero 2014 at 14:20 Responder

      Hola Fiorella! Es súper personal como dices. Pero creo que la mayoría los primeros meses no salimos mucho por miedo de que el bebe puede contraer algo ya que aún no tiene sus defensas bien desarrolladas ni vacunas. Además su mundo es la teta y dormir básicamente. Yo personalmente estaba tan agotada que ni me provocaba salir prefería quedarme en casa con él, donde tenía todas las cosas a la mano y estabamos más cómodos. Pero creo que depende de cada uno y es totalmente válido lo que mencionas te felicito por lograrlo!! 😉

  2. Marce 27 febrero 2014 at 13:37 Responder

    Hermoso! Totalmente de acuerdo, a mi tampoco me costo quedarme en casa con mi bebe, creo que eso es muy personal y van a existir mujeres que no x amar menos a sus hijos quieran seguir sus vidas como «antes».
    La cuestión es disfrutarlos al máximo xq realmente crecen muy rápido!
    Kiki aprovecho en agradecerte las ideas de cumple acá le celebramos el primer añito a Leo y con tus ideas y las de Pinterest todo salió súper lindo!
    Besos y sigue escribiendo!

    • Kiki 27 febrero 2014 at 14:17 Responder

      Marce! Que genial lo que me cuentas!! Me alegro mucho!! Feliz cumple para Leo! Gracias por tus comentarios siempre! beso

    • Kiki 27 febrero 2014 at 14:22 Responder

      🙂

  3. Nalú 27 febrero 2014 at 14:30 Responder

    Yo también estuve encerrada por algunos meses con todos los miedos que tu cuentas. La verdad me gusto mucho, era muy tierno ver a mi bebe tan pequeño y tan lindo, me gustaba quedarme dormida con él. Ahora a mi segundo bebe lo llevo al trabajo y es mas difícil… quisiera volver a esa época de calma en casa.

  4. Juliana 27 febrero 2014 at 14:33 Responder

    Gracias por este blog!! Me encanta leerlo! Soy madre primeriza, mi nene tiene apenas dos meses y te juro que nada es como me lo imaginé…de verdad la vida le da a uno un vuelco de 180°. Siempre he sido la más callejera e hiperactiva de mi familia, nunca pude estar sentada frente al televisor ni para mirar una película entera, siempre estaba pensando en hacer algo nuevo o salir a la calle a explorar sitios. Ahora, desde que di a luz, hay semanas en las que no asomo ni la nariz a la puerta. Cuando me enteré que Mauro, mi nene, iba a nacer en verano me sentí la más afortunada porque era mi época preferida del año!! (Pero al parecer nunca se me cruzó por la cabeza que los recién nacidos no son como los bebés de 1 año a los que ya puedes llevar a pasear o a la playa…se nota que soy primeriza!). Ahora miro por mi ventana a la gente caminando en sus vestidos frescos de verano o a mis amigas (todas son solteras, yo soy la primera «mamá») yéndose al sur todos los fines de semana…y no puedo evitar sentirme un poco culpable por querer estar como ellas…son un montón de sentimientos encontrados! Mi pediatra muy alegremente me dijo: «tienes que buscarte nuevas amigas que sean madres como tú!» (y yo pensé: ¿y ahora de dónde las saco?)…Por ratos he llegado hasta a envidiar a mi esposo porque se va al trabajo (ahí es donde me asusto y pienso que soy mala madre!)…pero después veo sonreir a mi pequeño (sí! ya sonrríe!) y digo…esto no tiene precio! Son tantas cosas las que uno siente cuando comienza a ser mamá: es una mezcla de amor infinito con miedo de que tu vida sea encierro para siempre….ojalá puedas escribir una segunda parte de este tema porque me he sentido totalmente identificada! Besos!!

    • Kiki 27 febrero 2014 at 15:03 Responder

      Hola Juliana!! Lo máximo! Que lindo tu comentario gracias por tomarte el trabajo de escribirlo! Estos son el tipo de cosas que me hacen querer seguir escribiendo y escarvar los temas para sacar cosas que a todas nos pasa y saber que no estamos solas en esto! Escribo con mucho amor y es súper gratificante recibir mensajes tan lindos como el tuyo y que puedas hacer catarsis de lo que te pasa, de eso se trata este espacio! Todo lo que sientes es normal no te sientas culpable! Que expertas somos las mamás en hacer eso no? Este encierro dura poco y nada vas a ver después vas a estar disfrutando con tu hijo en todos los parques y playas jaja. Yo me la pasé igual el verano pasado súper tranqui pero este ya es otra cosa! Tiempo al tiempo. Beso enorme y fuerza!! Kiki

      • Juliana 5 marzo 2014 at 11:03 Responder

        Gracias Kiki!! Este blog es lo máximo para las mamis. Incluso para los papis! (he hecho que mi esposo lea algunos de tus artículos para que entienda mejor como me siento…y ayuda un montón!) No dejes de escribir!! Besos 🙂

        • Kiki 5 marzo 2014 at 12:54 Responder

          Gracias Juliana por tomarte el tiempo de escribir un comentario tan positivo 😉 besos

  5. mimi 28 febrero 2014 at 19:21 Responder

    – Una vez que te acostumbres a esta nueva persona en tu vida te vas a organizar y dejará de ser una carga…como que una carga? tu hijo jamás debería llegar a ser una carga.
    Y si creo que uno se queda en casa no sólo por el bebe sino por una misma, uno necesita un tiempo de tranquilidad y sin trajín para poder encontrarse con uno misma y además para poder conocerte con tu bebé.
    Me parece que a tu nota le faltan muchos puntos, soy mamá de 2 niñas y una en camino todo es absolutamente diferente con cada uno, hasta las encerradas.

    • Kiki 2 marzo 2014 at 20:40 Responder

      Hola Mimi, es respetable tu comentario. Obviamente lo que escribo es mi opinión no una verdad, cada uno tiene derecho a la suya. Obviamente un hijo nunca será una carga, es lo mejor que nos pasó en la vida. Si no lo pensará ni tendría este blog o me encargaría de mi hijo 24/7. Para muchas al principio te agobias y no sabes manejar a este nuevo ser que vino a invadir cada segundo de tu vida y puedes llegar a sentir eso, obviamente es un sentimiento que dura poco… Agrega lo que te parece que falta la idea es con la mejor onda intentar ayudar, no lo contrario. Saludos! 😉

  6. Anónimo 28 febrero 2014 at 22:57 Responder

    Que lindo. Me encanto yo también era hiperactiva y llegue a sentirme como un León enjaulado, pero ahora con mi segunda bebe ya me siento más tranquila, salgo más que con la primera y me siento más fuerte. Totalmente de acuerdo que es solo un tiempo pero cuando lo vives te parece eterno, así que paciencia y fuerza.

  7. Lupe 5 marzo 2014 at 14:09 Responder

    Completamente de acuerdo, tengo mi nena de casi dos meses y disfruto mi encierro con ella. Yo también soy de las personas que anda de un lado hacia otro por el trabajo o por estar con las amigas. Pero desde que nació mi bebe amo estar con ella y por lo pequeña que es no puedo sacarla. Estoy esperando que sea más grandecita para llevarla de paseo, a caminar o a que me acompañe a hacer mis trámites, pero por ahora vivo feliz con ella a mi lado. Gracias por tu blog, está muy bueno!

  8. Bets 20 mayo 2014 at 00:34 Responder

    Creo que el mensaje más importante es, todo pasa. Una no ve la luz al final del túnel. Parece como si ese ser diminuto viniese a interrumpir todo. Y después de esos 40 días ingratos (en mi caso), la cosa se pone cada vez mejor. Y mejor.

    • lamamadejoaco 20 mayo 2014 at 14:34 Responder

      Totalmente 😉

Deja un comentario