Ultimamente Joaquin (5 años) ha empezado a tener pesadillas, se despierta todas las noches y se pasa a nuestra cama. Los niños pasan por etapas en su crecimiento y es muy normal que conforme van creciendo aparecen más miedos sobre situaciones cotidianas de las cuáles antes no eran conscientes.  Como los accidentes de autos, la violencia que hay en el mundo y la muerte.  Preguntas como: ¿Mami tu te vas morir? ó ¿Por qué existen los ladrones? Son completamente normales y obviamente vienen con su cuota de incertidumbre y miedo.

La mayoría de las pesadillas provienen del inconsciente, algo que pasó a lo largo del día que no paso por el umbral de la consciencia pero que sin embargo quedó registrado en el inconsciente.  En las pesadillas estas situaciones se presentan generando angustía.  Las pesadillas tambien tienen que ver con cosas que ocasionen estrés como escuchar una historia de terror, ver una película con imágenes perturbadoras o haber pasado momentos de ansiedad durante el día.  Pueden originarse por muchas razones y es una respuesta completamente normal sobre la cuál los niños pueden trabajar sus sentimientos y emociones, así que no hay que sentirnos malos padres porque las tengan.

Hace poco estuve conversando con una psicóloga que me dio un punto de vista sumamente interesante sobre como los niños suelen “disfrazar” sus miedos con cosas como miedo a la oscuridad, a los monstruos, cuando en realidad el miedo principal que tienen es el de quedarse solos, miedo al abandono.  Ellos sienten que aún necesitan a mamá y se mueren de miedo de no tenernos cerca. Es por eso que es muy importante darles la seguridad de que ellos lo pueden lograr sin nuestra ayuda, que sientan que no nos necesitan, criar niños autónomos e independientes que sepan que SI lo pueden lograr solos va ayudarlos a desarrollarse con menos temores.  Debemos evitar frases como: “vez te lo dije, te dije que te ibas a caer por eso tienes que hacerme caso”, o “deja yo lo hago tu no puedes sólo” por el contrario debemos usar frases motivadoras como: “te caíste pero por lo menos lo intentaste” o “tu si puedes”.

Las pesadillas son algo completamente normal y suelen suceder en los niños de entre 5 y 8 años de edad. Hay algunas cosas que podemos hacer para tratar de evitarlas:

  • Tener una buena rutina para irse a dormir que los relaje (pueden leer aquí la nuestra)
  • Colgar un atrapasueños sobre su cama y explicarle que está alli para cuidar sus sueños y atrapar a todas las pesadillas.
  • Hacer juntos un cartel que diga “Solo se aceptan buenos sueños aquí” y colgarlos en su cuarto.
  • Hacer un spray “Espantamonstruos” y echarlo por todo el cuarto antes de apagar la luz.
  • Pueden hacer un dibujo de lo que les da miedo o pesadillas, arrugarlo y botarlo a la basura.

Estas cosas pueden funcionar para algunos niños pero obviamente no para todos. Si vez demasiada ansiedad en tu hijo con respecto a las pesadillas es mejor consultar con un psicólogo, ya que pueden haber algunos problemas emocionales que son mejor tratar con un especialista.  Es importante hablar con nuestros hijos sobre lo que sueñan y lo que los atormenta, si no quieren conversarlo pueden motivarlos a hacer un dibujo y al contarlo darle la vuelta para ponerle un final feliz.  Espero este post las ayude tanto como a mi y no olviden dejarme en los comentarios sus experiencias 😉

]]>

Escrito por kiki

Deja un comentario